Laudio se integra en la red de municipios compasivos de Araba, para que ninguna persona fallezca en soledad

Se enmarca en el eje de actuación del programa de gobierno del ente foral que propone “procurar un desarrollo humano que garantice la cohesión social a través de políticas sociales, con especial atención al envejecimiento”

El Ayuntamiento de Laudio con la representación del alcalde, Ander Añibarro, junto la alcaldesa de Amurrio, Josune Irabien, y Ernesto Sáinz Lanchares, primer edil de Agurain, mantuvieron ayer una reunión con el diputado de Asuntos Sociales, Emilio Sola, para comenzar a tejer la red de vecindarios compasivos para la atención a las personas al final de la vida. El objetivo de esta iniciativa es lograr que “nadie muera en soledad”, explicó el diputado foral.

Para lograrlo, será fundamental el papel de la ciudadanía comprometida con el prójimo, que debe entenderse como ayuda entre iguales, solidaridad y no como intervención guiada por la pena, la lástima o la caridad. El mecanismo que se propone articular desde la Diputación y los tres Ayuntamientos que participaron en la reunión tiene que ver con el objetivo de involucrar a la sociedad para que participe activamente en el proceso final de vida ofreciendo apoyo, consuelo y cariño, desde la solidaridad y el trabajo en auzolan.

Vecindario compasivo

El proyecto ‘Araba Vecindario Compasivo’, tras la situación generada por la pandemia del COVID-19, retoma el trabajo iniciado hace un año en el que se ha involucrado a agentes y entidades sociales de toda Euskadi que ya están trabajando en este ámbito en varias localidades vascas. Vitoria-Gasteiz ya participa de esta iniciativa que incluye entre otras medidas promover encuentros y formación para hacer frente al final de la vida. De este modo, son las instituciones alavesas las que han empezado a tejer esta red que pretenden constituir en primer lugar en Araba y extenderla a toda Euskadi en colaboración con el Gobierno Vasco.

Y es que este proyecto de vecindarios compasivos pretende crear dinámicas de cambio social y cultural, con el objetivo de involucrar a la sociedad para que participe activamente en el proceso final de vida ofreciendo apoyo, consuelo y cariño, desde la solidaridad y el trabajo en auzolan de la comunidad y de vecinos y vecinas, y conseguir que nadie muera en soledad.

La iniciativa se enmarca en el eje de actuación del programa de gobierno de la Diputación que se propone procurar un desarrollo humano que garantice la cohesión social a través de políticas sociales, con especial atención al envejecimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.