Laudio suspende los sanrokes, pero organiza una agenda cultural alternativa para el verano